Asian Street Food – Take Away

Estado previo

Asian Street Food – Take Away es un nuevo servicio de comida para llevar,  instalado en la ciudad de Pontevedra bajo la premisa de traer a esta ciudad gallega todo el sabor y la cultura culinaria de calle de la región china de Cantón.

Se fusionan, por lo tanto, la tradición gastronómica y la tendencia de consumo street food  y take away. El objetivo no es otro que satisfacer una necesidad que hasta hace unos años podía ser inédita en este rincón de Europa, salvo en las grandes ciudades, pero que es hoy cada vez más común. Y hacerlo sin renunciar a la calidad ni a la evocación de sus referentes asiáticos.

La idea base que ordena toda la investigación, tanto para el branding como para el interiorismo, se reduce a «presentar», en lugar de «representar». No se busca un interiorismo ni una marca tradicional, ni autorreferencial, ni autoevidente.

La simplicidad propositada del diseño va de la mano con una oferta que se reclama igualmente sencilla: un producto gastronómico diseñado para llevar, sin más pretensión que reivindicar el sabor de sus ingredientes y el saber hacer de su elaboración.

En consecuencia, el interioriorismo se centra en resultar ágil para la venta, teniendo en cuenta que la comida no se disfrutará en el local y diseñando un flujo de movimientos unidireccional y concentrado. Se opta, en consecuencia, por una iluminación sin estridencias, el uso de la madera como solución de calidez, una exposición de producto ordenada y por dar relevancia a la presentación de información, a través de cartelería visible a distancia que destaca y ordena su oferta a partir de los tres sabores basilares de la carta: el pato, el cerdo y el pollo.

Al exterior, el local se mostrará como un gran escaparate que permite visualizar el producto desde una calle que ha sido transformada y peatonalizada recientemente. El uso del logotipo al exterior, a la altura de la vista, y un rótulo iluminado que capta la atención se alían para potenciar la visibilidad del negocio.

En una apuesta por un interiorismo responsable, resultado de apostar por un diseño rentable, sostenible y genuino, se han tenido en cuenta a lo largo de todo el proceso creativo tanto las limitaciones presupuestarias como la presencia de elementos heredados del anterior negocio que ocupaba este local.

En consecuencia, se apostó por recuperar casi la totalidad de estos elementos preexistentes (diseño sostenible), limitando la intervención a una serie de actuaciones estratégicas capaces de producir un fuerte impacto con una inversión mínima (diseño genuino). De este modo, el reaprovechamiento de elementos y la contención en el gasto de ejecución, permitirán destinar recursos a desarrollar una marca gráfica propia que identifique el negocio y lo singularice (diseño rentable). De este modo, el interiorismo y el branding se unen, bajo la premisa de simplicidad que se había definido previamente para este proyecto.

Planos

¿Cómo sería en tu negocio?

Tú también puedes atraer clientes fieles con un establecimiento hecho para ser memorable, rentable y único. Y todo empieza pulsando aquí:

Asesoría gratuita
Solicitar asesoría gratuita
Decorazul
Hola, soy Sabela. Escribe aquí tu consulta y te responderé de 9:00 a 19:00 h. ¿En qué puedo ayudarte?