¿Pero qué es decorazul?

El interiorismo rentable que mira al km. 0 ambiental y cultural

Es el diseño honesto que potencia tu negocio sin que renuncies al buen gusto, confort y ergonomía.

En la casa decorazul todo va de valores

1. Defiendo lo práctico y agradable

Hay tartas preciosas que luego están secas. Y a mí bonito, sin más, me sabe a poco.

El diseño tiene que ser útil y confortable.

¿Cómo conseguimos un local más agradable para ir, para estar y para comprar?

  • Con la disposición de los espacios
  • Con una lógica interna funcional y sensata
  • Y con una presentación que inspire emociones

2. Me comprometo con la sostenibilidad

Queremos un interiorismo limpio que dure. Con los elementos justos y ya.

¿A qué me refiero?

  • A darle nueva vida a los elementos que ya tienes
  • Con el atemporal estilo gallego
  • Y buscando en lo posible recursos ecológicos y cercanos
PESCADOS OLIVEIRA

3. Celebro la identidad gallega

Los estilos sueco, americano o japonés no piden permiso para meterse en todas las casas. ¿Por qué debería esconderse el gallego en la suya?

Tenemos nuestros propios conceptos, arquitectura, utensilios y emociones.

Quiero que tu local sea único y especial.  ¿Cómo captar las emociones de tu público?

  • Conservando el ADN de los elementos
  • Protegiendo y priorizando a los que tengan historia
  • Y con el conocimiento de una vida estudiando arquitectura, decoración y cultura gallegas

Hola, soy Sabela Liñeira

Y mi pasión es cultivar y enriquecer: mi pequeña huerta, la vida del bosque y la cultura gallega.

A lo mejor por eso diseño locales rentables, sostenibles y muy auténticos.

Llegué a este punto tras 20 años aprendiendo en varias empresas de interiorismo y muebles:

  • Las inimaginables posibilidades estéticas y funcionales de cientos de materiales
  • El impactante carácter que puede tener un espacio creado para ser único
  • La magia y el respeto detrás del trabajo de la madera a medida
  • La importancia de crear lugares más humanos, al diseñar escuelas infantiles

 

Y el fracaso de los negocios que no piensan en su imagen, el valor de su producto y el cliente al que tienen que emocionar.

Observas, aprendes, aplicas, depuras. Repites y sacas las tres claves del diseño que funciona:

Está ligado a la empresa

(o será un disfraz de otra talla)

¡Imprescindible conocer el negocio!

Qué se vende y a quién, cuál es el tono, qué objetivos comerciales hay, cómo trabajan los empleados…

Habla a la clientela

(o hará eco)

El objetivo es captar clientes. Para tener más ventas tiene que gustarles a ellos primero.

Agradable para los clientes, cómodo para los trabajadores.

Exige estudio

(o suspenderá el examen)

Un profesional no copia ni se limita a seguir tendencias solo para contentar a su cliente.

Tiene que analizar en profundidad el caso para darle lo que mejor sirva.

¡Así es el interiorismo que aporta valor!

Me gusta pensar que con mi trabajo no «decoro», sino que «diseño negocios». Los hago más rentables y duraderos. Y cuando pasas esos pilares profesionales por el filtro de los valores y la honestidad, nace decorazul.

decorazul

decor·azul

de·cor·azul

Azul. El color que estimula la imaginación, la creatividad, lo limpio, la libertad…

Conceptos abstractos pero muy potentes que se concretan en diseños y espacios muy reales y tangibles.

¿Lo llevamos a tu local?