fbpx

Restaurante O Refuxio

Estado previo

O Refuxio es una empresa familiar que va ya por su tercera generación. Fundado como taberna, la nueva savia lo ha convertido en restaurante para aprovechar los valores de la cocina tradicional típica de la zona.

La ubicación en un entorno natural, la casa, catalogada como de los años 60, y la filosofía de trabajo de la familia nos llevaron a diseñar una intervención limitada a la actualización de un pasado que todavía tiene un largo camino por recorrer. El objetivo era mantener el ambiente de la taberna para tomar unos vinos, y que el restaurante mostrara en su ambiente la sencillez que se adivina en cada plato.

Por otro lado, O Refuxio ya había sufrido algunas reformas previas, que dejaban una imagen inconsistente con lo que se quería transmitir y una distribución que proponía un recorrido interior caótico y poco práctico.

Por ello, se decidió rediseñar el interior y el branding del negocio, teniendo en cuenta con especial cuidado los siguientes aspectos. Primero: recuperar los valores de la arquitectura de esa época, adaptándose a las características exigidas por la Guía de Color de Materiales de Galicia. Segundo: representar la sencillez, elegancia y calidad del servicio que ofrece, poniendo especial cuidado en trasmitir referencias de la privilegiada ubicación donde se ubica. Tercero: optar por una estética popular basada en el uso de materiales locales, dentro de nuestra filosofía km 0. Es decir: granito de Santiago de una cantera de la zona, carpintería y otros elementos fabricados por mano de obra local, etc. Cuarto: obtener un diseño atemporal y optar por materiales atemporales y de fácil mantenimiento. Quinto: redistribuir los ambientes para poder ampliar los usos. En este caso, se ampliaron las áreas dedicadas al comedor y, a mayores, se crearon espacios para ubicar un punto de venta de productos caseros, un comedor para grandes eventos y una zona de pub para las noches de fin de semana. El resto del espacio se redistribuyó por completo para hacer más armonioso e intuitivo el flujo de movimientos de los clientes. Y sobre todo, más cómodo.

El resultado fue un proyecto en el que conseguimos conservar la esencia y el encanto de las antiguas tabernas de pueblo, trasladando todo el protagonismo a los materiales. Singularmente a la “piedra de Santiago”, que ofrece ambientes sencillos y elegantes y favorece la fusión con otros elementos tradicionales.

Además, se ha incrementado el aforo de clientes, haciendo más versátiles los espacios y admitiendo distintas configuraciones de mobiliario, en función de las necesidades del momento. En cuanto a la fachada, recuperamos todos los detalles decorativos de este tipo de construcciones, como adornos, cuerpos alados y zócalos, y todo ello creando un marco para situar la nueva imagen corporativa, diseñada bajo los mismos principios.

Planos

¿Cuándo quieres comenzar?

Reserva ya la primera reunión de trabajo para que evaluemos conjuntamente tu caso. Y, si tienes un negocio, no te vayas sin descargar tu workbook!

¿Cuándo quieres comenzar?

Reserva ya la primera reunión de trabajo para que evaluemos conjuntamente tu caso. Y, si tienes un negocio, no te vayas sin descargar tu workbook!